«

»

ene 01

2007 Continente Europeo: “La Plaza Roja” – Rusia

Catedral  Torre Mausoleo

La Plaza Roja: Catedral de San Basilio, Torre Spasskaya del Kremlin y Mausoleo de Lenin

 

En el “Año Internacional del Sol” y auspiciada por UNIFEM (Fondo de las Naciones Unidas para el Desarrollo de la Mujer) y por SOGEM (Sociedad General de Escritores de México), por octavo año consecutivo continúo con “El fin es el comienzo en las alturas”. Paz en los 6 Continentes, por los Países más conocidos del Mundo, como cada 1 de enero de este Nuevo Siglo.
Desde el Continente Europeo, en la Federación de Rusia, (el país más grande del mundo y en el cual se encuentra una de las candidatas a pertenecer a “Las 7 Maravillas del Mundo Moderno”, El Kremlin, la sede del gobierno central), y desde uno de sus lugares más representativos, “La Plaza Roja”, (deriva de la palabra rusa Krásnaya, que significa “roja”, pero en el antiguo ruso significaba “bonita”, es decir, la Plaza Bonita) de Moscú, que tiene 330 metros de longitud y 70 m de ancho [1] , envío a la “Humanidad Toda” un mensaje altruista para que nunca más se cierren puertas.
St. Basil's Catedral
La Plaza Roja: Catedral de San Basilio
En mi reivindicación por los Derechos Fundamentales de los Seres Humanos, apelo a la conciencia de los Habitantes del Mundo, a los Jefes de Estado, a los Jefes de los Organismos Internacionales, a las Personalidades eminentes y a los Medios de Comunicación para que actúen y de una vez por todas construyamos, valoremos lo esencial y abramos nuestros corazones.
Dando voz a las Mujeres, Niñas y Niños, que sufren a diario, en silencio, la violación de sus Derechos, elevo mi mensaje de fe, de esperanza, de Paz para todos los Seres Humanos.
Pido por la equidad del género sin distinción de raza, etnicidad, edad, religión, idioma, sexo, discapacidad física o mental, condición social, opinión política o cualquier otra condición, y invito a todos nuevamente a todos para que juntos volvamos a formar la ronda del amor y la unidad y en este preciso instante del cambio de año, que no sea sólo eso, sino que despertemos de una vez y para siempre todo lo que aún hay de puro en la raza humana.
La Torre Spasskaya del Kremlin
La Torre Spasskaya del Kremlin
Para que nunca mueran nuestras ilusiones, para que cada día sea mejor, para que comprendamos que nada es imposible con AMOR, hago este “Llamado/a de Atención”, para poder ser testigos bajo el mismo sol que nos cobija, que la mayor población que habita nuestro Mundo, lucha y trabaja por la Paz y demostrar que somos muchos más, que aquellos que aún actúan y siguen el camino de la violencia impidiendo la tan ansiada Paz Universal
Porque “El Amor es la base de sustentación de la vida” y “El fin es el comienzo en las alturas”. Paz en los 6 Continentes.
Victoria Manno (01-01-2007)
Email: info@victoriamanno.com
La Campana Zarina
La Campana Zarina
REFERENCIAS:
. [1] El día 28 de mayo de 1987, Mathias Rust, un alemán de 19 años salió de Helsinki con una pequeña “Avioneta Cesna” y aterrizo en la Plaza Roja de Moscú. Su única intención de dar un mensaje de Paz a Gorbachov, él tenía claro que debía realizar algo espectacular para atraer la atención del mundo.
Esto terminó con el cese del Ministro de Defensa soviético, ya que un jovencísimo muchacho de la Alemania Occidental, había superado todos los controles y baterías antiaéreas, dejado en ridículo a todo un ejército.
Todos los medios de comunicación del mundo se volcaron con esta historia y le dieron eco al “joven loco que había aparcado su avioneta en el corazón de la URSS”.
El juicio a Rust comenzó en Moscú el 2 de septiembre de 1987. Es condenado a cuatro años de trabajos forzados por delitos leves de gamberrismo, violación de las leyes de aviación civil y de las fronteras soviéticas. Tras permanecer en prisión 432 días en la cárcel moscovita de Lefortovo, es puesto en libertad condicional.
La de Mathias Rust, es una demostración, de que toda acción pacífica para lograr un cambio en la sociedad y en los sistemas más herméticos puede valer la pena.