Aconcagua 2000: Mensaje: 24 de diciembre de 1999

Monte Aconcagua: Los Penitentes

Estoy a 4370 msnm sobre estos Andes majestuosos, el paisaje es maravilloso, indescriptible, falta mucho aún para llegar a la meta, pero como mi deseo es que mi mensaje llegue a toda la humanidad continuo con las mismas fuerzas, la misma ilusión y el mismo anhelo de alcanzar la cima más alta de América.

Siento que cada paso, cada caída, cada noche con el frío y a la vez cálido techo de las estrellas no será en vano y eso me da más animo porque estoy sola aquí y vivo cada instante como un privilegio, tal vez el que nunca más vuelva a tener y es el de ser escuchada en representación de todos los niños y niñas, niños y niñas del mundo que sufren y por ellos, por los niños y niñas de las calles, los niños y niñas enfermos los que no pueden hablar, ver, percibir, escuchar, caminar, expresarse, es que estoy aquí.

La mujer tiene ya logros divinos al realizarse en todos sus destinos y hoy como mujer me propuse alcanzar la cima del Aconcagua para que nunca más demos vuelta la cara, para que aprendamos a comprometernos, para que de este sueño concretado al subir 6959 msnm pueda ayudar a construir un mundo mejor para que como me escribiera Griselda Álvarez, primera mujer gobernadora de México, todos los puentes, todos los caminos, todas las brechas, las cañadas, los senderos, todos han sido rumbos mensajeros.

Entonces comencemos a caminar un poquito más cada Día. Y porque falta muy poco recordemos que “El fin es el comienzo en las alturas”.Paz en los 6 Continentes.

Victoria Manno (24-12-1999)
Email: info@victoriamanno.com

Mensajes desde el Monte Aconcagua 2000

Mensaje: Diciembre 20, 1999

Mensaje: Enero 1, 2000