Misión: Aconcagua 2000

Proyecto:

Ascender al Aconcagua, haciendo un llamado de atención a la humanidad.

Durante 18 días contrataré un guía de alta montaña. Subiré al cerro de mayor altura de toda América y la montaña más alta de cinco continentes. La ruta que elegí es la ladera norte, la más alta.

Transmitiré todo mi ascenso por Radio Feeling y Libertad cuatro veces al día.

Se abrirá una cuenta en un banco con el fin de juntar dinero para UNIFEM (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer) y para la Fundación del Hospital Garrahan.*

Enviaré mensajes por email los días 20/12/99, el 24/12/99 y el 1/1/2000.

* Por cuestiones de tiempo, el dinero que se pretendía juntar para UNIFEM y para la Fundación del Hospital Garrahan, se hizo para el Hogar “Los Caras Sucias”, donde comen más de 2000 personas diariamente. Se abrió una cuenta a nombre de la  Sra. Mónica Carranza, su fundadora y se difundía por AM Radio Libertad y FM Feeling.

Objetivo:

Estar en la cima del Aconcagua al amanecer del 1 de enero del 2000 para recibir allí el nuevo milenio.

Previamente, el 24 de diciembre, desde el Campamento Base de Plaza de Mulas, a 4370 msnm, transmitiré un mensaje para que nunca más demos vuelta la cara, para que aprendamos a comprometernos.

Considero que el cambio de milenio es un momento de gran significación para la humanidad y quiero emitir desde la cumbre del Aconcagua (Centinela de Piedra, en voz quichua) un mensaje de fe, de esperanza, de paz y de altruismo.

Quiero proclamar un mensaje que despierte todo lo que aún hay de puro en la raza humana. El mensaje estará dirigido en especial a todas las mujeres, niños y niñas que sufren a diario en silencio la violación de sus derechos, porque ellos son materia prima y simiente de nuestro futuro, artífices del nuevo amanecer.

Información General:

Tareas que hay que realizar en altura son derretir nieve para obtener agua, y cocinar en calentadores a bencina, ya que el gas se congela. Los alimentos se preparan en el interior de la carpa.

Además de los riesgos inherentes a la empresa, que son los comunes en montañismo, otros inconvenientes graves que puedo encontrar en mi ascenso son el llamado “viento blanco”, que sopla con violencia, a veces durante Día s, y las bajísimas temperaturas que pueden llegar (aún en pleno verano austral), a 20 y 25 grados bajo cero. La sensación térmica puede ser de 50 grados bajo cero. La última etapa puede demandarme de 5 a 10 horas precisamente a causa de la fuerza de los vientos.

En la cumbre propiamente dicha no podré permanecer más de una hora y media como máximo, debido a la falta de oxígeno derivada de la altitud, el agotamiento físico y el frío.

La Montaña:

Como señalé, con 6959 msnm de altura, el Aconcagua es la montaña más alta de América. Está situada en plena Cordillera de los Andes, en la provincia de Mendoza aproximadamente a 1342 kilómetros al oeste de la Capital Federal. Es un pico muy frecuentado por montañistas de todas las nacionalidades.

Al ingresar al Parque Provincial Aconcagua me darán una bolsa de residuos que deberé entregar al descender.

El ascenso se puede hacer por diferentes rutas, que presentan diversos grados de dificultad. La ruta más difícil es la de la ladera sur, debido a varios tramos con paredes verticales de roca y de hielo. La ladera norte es más accesible. El equipo, además de la vestimenta, consiste de bastones, piquetas, grampones, botas dobles, bolsa de dormir y calentador a bencina.