↑ Volver a Prensa:

CIMAC: Por los Derechos de Niñas/os y Mujeres

Victoria Manno lleva al mundo un mensaje de
Paz y Equidad

De la redacción.
México DF, 8 junio 07 (CIMAC).-Con el fin de hacer un llamado de atención a la humanidad, la actriz y periodista Victoria Manno ha lanzado por los seis continentes una original campaña internacional por la paz y a favor del respeto de los derechos de las niñas, los niños y las mujeres.

Victoria, que en la actualidad tiene 42 años, emprendió este proyecto cuando contaba con 35: decidió que tenía que hacer algo, aunque fuera algo tan pequeño, aportar aunque fuera un granito de arena en pro de la Humanidad.

“Por ustedes, niñas, niños y por todos nosotros, para que nunca mueran nuestras ilusiones, para que cada día sea mejor, para que comprendamos que nada es imposible con amor,  hago este llamado de atención desde el Continente más frío, ventoso y “seco” de la Tierra y que representa la reserva más grande de agua del planeta.

Victoria nació en Mendoza, Argentina, provincia desde la que emprendió este gran proyecto, esta gran aventura, ya que el Aconcagua, la montaña más alta de cinco continentes (elevada a 6 mil 959 msnm), se encuentra en esta provincia de tierras Argentinas.

Y así, en el año 2000, desde el Aconcagua, comenzó su periplo por los 6 continentes,  al considerar que el cambio de milenio”era un momento de gran significación para la humanidad”.

Desde allí emitió un mensaje de fe y esperanza “para que no existan más niños ni mujeres que sufren a diario en silencio la violación de sus derechos porque ellos son materia prima y simiente de nuestro futuro, artífices del nuevo amanecer”, y para”que se despierte todo lo que aún hay de puro en la raza humana”.

A partir de aquí y con el lema “El fin es el comienzo de las alturas”. Paz en los 6 Continentes, esta mujer argentina-italiana ya ha recorrido los seis continentes: escaló el Aconcagua por América en el 2000,(donde tuvo congelamiento de pies y manos), un reto no superado por mucha gente; subió a la Torre Eiffel por Europa en el 2001; caminó la Muralla China por Asia en el 2002; las Pirámides de Egipto por África en el 2003, y el Monolito Uluru, en Australia por Oceanía en el 2004.

Después, para finalizar la primera etapa de su proyecto, en pro de los derechos de mujeres e infancia y por la paz en el mundo en los seis continentes del planeta, el 1 de enero del 2005 llegó a la Antártida, concretamente a Villa Las Estrellas, en la isla Rey Jorge, también llamadas Islas Shettlands,  y desde ahí emitió su mensaje, a todo el mundo.

“Para que a mi milésima de “granito de arena” de aportación para conseguir un mundo mejor para todos, se le unan otras milésimas de granitos de arena y así, entre todos, formar un desierto tan inmenso, como el también llamado” Desierto blanco de la Antártida”.

“Crear un “desierto”, formado de partículas solidarias de millones de seres humanos trabajando unidos por la paz y los derechos universales y el bien de toda la humanidad.

Porque “El amor es la base de sustentación de la vida” y “El fin es el comienzo en las alturas”. Paz en los 6 Continentes.

En su segunda etapa, el 1 de enero de 2006, ha enviado el mensaje desde México, en “El Valle de Teotihuacan” y el primer día de 2007 lo hizo desde “La Plaza Roja”, en Moscú, por el continente europeo.

La tarea solidaria de Victoria es auspiciada por Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer (UNIFEM), con sede central en Nueva York, y por la Sociedad General de Escritores de México (Sogem), que apoyan la iniciativa de visitar el 1 de enero de cada año el lugar más representativo de cada continente para enviar un mensaje de paz y reflexión al mundo.

Así, en cada lugar donde ella llega, pide por la reivindicación de los derechos y apela “a la conciencia de los países del mundo, a los jefes de Estado, a los jefes de los organismos internacionales, a las personalidades eminentes y a los medios de comunicación para que actúen y de una vez por todas construyamos, valoremos lo esencial y abramos nuestros corazones”, además de solicitar “por la equidad del género sin distinción de raza, etnias, edad, religión, idioma, sexo, discapacidad física o mental”.

Ya una vez en su tierra natal la bautizaron como la Mafalda del siglo XXI, cuando lanzaba sus mensajes a la Humanidad, porque como ella, Victoria, dice, “un granito de arena de cada uno de los hombres y mujeres que compone la humanidad entera, en pro de lo que grito, los derechos de mujeres y niños y por la paz mundial, se podrían conseguir muchas cosas.

Esta mujer fue una de las cinco mujeres pentatletas que hay en el mundo, con disciplinas como windsurf, motocross, kayak, ciclismo y carrera pedestre (recorrido de 120 kilómetros en tiempo corrido), personal trainer, maestra y periodista.

Trabajó como actriz, (lleva 26 años en esta profesión) en conocidas telenovelas argentinas, participó en películas y comerciales de varias marcas.

Actualmente está preparando el próximo continente, para seguir aportando su granito de arena, ese en el que tanto confía y seguir convenciendo a la gente de que es posible de lograr un mundo mejor con su aportación, por pequeña que esta sea.

Este Proyecto no tuvo, ni tiene ningún fin comercial.

Si quieres conocer más sobre la aventura de esta Mujer solidaria y su Proyecto, puedes visitar la Web www.victoriamanno.com

07/GG