DEDICATORIA:

  • Dedico cada uno de mis pasos en esta ascensión al Aconcagua a María Isabel, Felipe Andrés, María Sol, Ángeles, Marcos Miguel y Sofía *, mis seis sobrinos que representan a todos los niños y niñas del mundo.

  • Dedico el amor con que realicé este proyecto a Mari y Susana, mis hermanas, que representan a todas las madres del mundo.

  • Dedico mis caídas y mis sacrificios a mis padres: Felipe, porque siempre respetó mi libertad de poder elegir, y con su ejemplo de honestidad y amor guía mis pasos. Y a Carmela, porque ella me enseñó a encontrar esa fuerza para continuar siempre adelante, sin tener miedo a nada. A ellos les debo la vida y el privilegio de enviar hoy este mensaje.

  • Dedico mi esperanza a mis abuelos, inmigrantes italianos: Vito Manno, que me enseñó desde mi niñez a amar la montaña a través del Volcán Etna (Sicilia), y a Antonio Crescitelli, que me enseñó el valor de la palabra.

  • Dedico mi esfuerzo a mis abuelas, Adelia Moricci, que me enseñó la capacidad de asombro ante las simples cosas, y María Brancato, que me enseñó que con el dinero no todo se puede comprar.

  • Dedico mi ilusión a Pertun.

  • Dedico este privilegio a Liliana de Pauli, (Directora para América Latina y el Caribe), Flavia Pansieri, (Directora Ejecutiva Adjunta) y Noeleen Heyzer, (Directora Ejecutiva) de UNIFEM (Fondo de Desarrollo de las Naciones Unidas para la Mujer); a Diego Romay, (FM Radio Feeling y AM Radio Libertad) y a Tanya Tickunov de Álvarez, (Diseño de mi Página Web: http://www.victoriamanno.com ) que representa la energía de todas aquellas personas que confiaron en mí.

  • Dedico poder observar por mis propios medios desde Argentina el maravilloso atardecer en el Océano Pacífico a “Mis Amigos/as y a mi Primos/as.

  • Dedico la felicidad por haber concretado mi proyecto a José, que haciéndome saber que el pensaba que el mismo era un delirio, siguió apoyándome.

  • Dedico poder contemplar el cielo: la Vía Láctea y las constelaciones tan cerca mío a “Todas las personas, que compartieron momentos de mi vida”.

  • Dedico mi riesgo y mi regreso a “La memoria de todas aquellas personas que no volvieron con vida del Aconcagua”, en especial Justina Elia Martínez Quirós, andinista mexicana que falleció hoy, 1 de enero del 2000.

  • Por si alguien no comparte igual mi deseo, dedico todo esto a “Esa energía superior que existe y está formada por cada uno de nosotros”.

Victoria Manno (01-01-2000)

Email: info@victoriamanno.com

*Sofía, nació en 2003.